MENU

Twitter...Facebook...


Ponte en contacto con nosotros rellenando el formulario.
powered by fox contact

Masajes: Quiromasaje-Drenaje linfático"Dr. Vodders" -Reflexología

 

 

 QUIROMASAJE:

 

QUIROMASAJE

 

 ¿Que es el quiromasaje?

Actualmente se entiende como tal, un conjunto de técnicas dirigidas a mitigar los dolores musculares, ya sean de tipo tensional, de bloqueo energético o de falta de tono. Utilizándose también como una aportación complementaria y eficaz en la aplicación de otro tipo de terapias (Acupuntura, Homeopatía...)

Cada profesional se puede formar en las distintas Escuelas que utilizan métodos "puros o mixtos": masaje deportivo, anti-estrés, relajante, estimulante, terapéutico.

 

¿En qué se basa el quiromasaje?

En la utilización de fricciones, presiones, percusiones o estiramientos; dependiendo del problema a tratar y de la técnica utilizada. Acompañándolas de productos que faciliten una mejor cualidad del "toque": cremas, aceites o esencias.

En estos momentos, existen en el mercado numerosos productos con indicaciones específicas para una mayor eficacia de la terapéutica aplicada.

¿En qué nos puede ayudar el Quiromasaje?

Al trabajar sobre las tensiones musculares, ayudamos también a desbloquear líneas energéticas (Meridianos de Acupuntura) y articulaciones; mejoramos el drenaje de fluidos (linfa, sangre) y optimizamos el funcionamiento de los órganos.

Origen e historia del Quiromasaje

Masaje significa "tocar con las manos". Con lo cual podemos deducir que ese "toque" es tan antiguo como la misma vida del hombre en comunidades. Tenemos testimonios escritos o gráficos de ello en la Corte de los Emperadores Chinos, en el Antiguo Egipto, en Irán, en Asia, en la antigua Grecia o en el Imperio Romano.

Sus beneficios han llegado hasta nuestros días evolucionando desde las técnicas más simples hasta el desarrollo específico de algunas para aliviar dolencias concretas de nuestro cuerpo y/o nuestro organismo.

 

 

 DRENAJE LINFÁTICO:

 

 

 drenaje linfatico

El drenaje linfático manual (DLM) es una técnica terapéutica de manipulaciones de deslizamiento, bombeo y arrastre, suave e indoloro que tiene por objetivo el tratamiento de las alteraciones del sistema linfático.

El sistema linfático está considerado como parte del sistema circulatorio porque está formado por conductos parecidos a los vasos capilares, que transportan un líquido llamado linfa que proviene de la sangre y regresa a ella. Este sistema es uno de los más importantes del cuerpo, por todas las funciones que hace a favor de la limpieza y la defensa del cuerpo.

El objetivo final de esta técnica, es activar la circulación de la linfa, para que esta no se estanque ni se sature de sustancias de desecho o gérmenes nocivos. Las manipulaciones específicas del DLM van dirigidas a favorecer el paso de la linfa hacia los ganglios linfáticos regionales superficiales.

 

 

 

Indicaciones:

Edemas: faciales, por embarazo, linfoestáticos, del sistema nervioso, postoperatorios, traumáticos

- Linfedema congénito o adquirido

- celulitis

- Varices

- Fibromialgia

- Piernas cansadas

- Hematomas

- Artritis, artrosis y afecciones de partes blandas (capsulitis, tendinitis, etc.)

 Contraindicaciones relativas:

- Hipotensión arterial

 

Tiroidopatías

- Enfermedades autoinmunoalérgicas (lupus, artritis reumatoide)

- Asma bronquial

- Inflamaciones agudas (gota, reuma, cólico nefrítico)

- Manchas en la piel

- Post-tromboflebitis y post-trombosis

- Edemas por insuficiencia cardiaca congestiva

 

Contraindicaciones absolutas:

 - Edemas linfodinámicos

 - Neoplasias en curso (cáncer)

 - Infecciones agudas (heridas infectadas)

 - Flevitis, trombosis y tromboflebitis en curso

 

 REFLEXOLOGÍA:

 

REFLEXOLOGIA

 

La Reflexología es una técnica natural basada en la existencia de puntos reflejos en diferentes partes del cuerpo,  que corresponden a los órganos y glándulas del organismo.

Durante una sesión de Reflexología se trabajan  estos puntos mediante presiones y movimientos sistemáticos realizados generalmente con los dedos, que producirán una respuesta refleja en los órganos correspondientes, con quien están intimamente relacionados. El resultado de estos toques en las redes reflejas es un reseteo o reinicialización de nuestro medio interno: la circulación sanguinea, y también la comunicación nerviosa, generando desde el primer momento relajación, disminución del dolor y mejora de los síntomas presentes. De este modo se activan los mecanismos de autocuración que todo ser humano tiene para mantener la homeostasis, debido a que está ayudando a que el cuerpo trabaje mejor y sea más capaz de afrontar el estrés de la vida.

Esto también le confiere propiedades preventivas, ya que se evitan futuras dolencias, sobre todo si se asocia a hábitos de vida saludables.

La técnica reflexológica más conocida es Reflexología Podal y de la mano. Con sus bases ancladas en las civilizaciones antiguas, algunas muestras arqueológicas la localizan en Egipto, India y China hace unos 5.000 años, y una continuidad por todo el mundo desde entonces. Hoy en día se practica en la mayor parte de los países y en todos los ámbitos: hospitales, consultas privadas, equipos multidisciplinares, etc. potenciando al mismo tiempo la investigación científica.

Nuestros pies y nuestras manos albergan un importante número de terminaciones nerviosas (neuronas en contacto directo con el Sistema Nervioso Central), que hacen de estas zonas el campo de trabajo más habitual y efectivo para los reflexólogos, aunque no las únicas.

La Facioterapia y la Auriculoterapia entre otras, son técnicas que trabajan con el mismo fundamento que la Reflexología Podal pero actuando sobre la cara y el pabellón auricular.

La Reflexología es una terapia holística, ya que ejerce sus efectos equilibradores sobre el campo físico, el energético y el espiritual. Considera al ser humano como un “todo” con varios aspectos que no se pueden separar. Cuando una persona recibe un tratamiento de Reflexología, toda ella se beneficia, entre otras muchas cosas de:

 

  • Relajación profunda, elemento indispensable para que nuestro sistema nervioso pueda funcionar adecuadamente (recordemos que es quien rige todos los sistemas) y puedan liberarse las tensiones existentes en cuerpo y mente.
  • Mejora del flujo sanguineo, básico y esencial para que los órganos lleven a cabo su trabajo de forma efectiva.
  • Tomando consciencia de uno mismo. Emociones y físico, dos procesos paralelos y simultáneos que el ser humano ha de integrar.
  • Es una terapia no invasiva, apta para todas las edades y condiciones; ideal para los niños y muy adecuada para embarazadas y para combinar con otras terapias o tratamientos que se estén siguiendo, tanto naturales como alopáticos