MENU

Twitter...Facebook...

Fotorejuvenecimiento

 

 

 

 

 

fotorejuvenecimientoEl fotorejuvenecimiento reduce el tamaño del poro y la profundidad de las arrugas, ayuda a sintetizar nuevo colágeno en la dermis, reduce las manchas tanto marrones como rojas, mejora la textura de la piel y reduce el acné.

Se debe tener precaución especial de no realizar el tratamiento en la piel recientemente bronceada y fuertemente pigmentada. También se ha de tener cuidado con no realizar el procedimiento en una piel manchada o cubierta por un autobronceador o maquillaje.

Posteriormente a la sesión de tratamiento surgen pequeñas escamas o costras que se van secando y desprendiendo entre 1 y 3 semanas después de la sesión. Algunas de las zonas tratadas pudieran quedar más oscuras o clara durante un tiempo, cambios todos ellos transitorios.

El fotorejuvenecimiento es un sistema idóneo para tratar la piel, eliminar las consecuencias del paso del tiempo y la exposición solar.

Es ideal recomendar un tratamiento de hidratación el día anterior o mismo día que la Luz Pulsada. Nos permite preparar muy bien la piel, aportando el nivel de hidratación necesaria. De esta forma, una vez finalizada la sesión de luz pulsada, la piel se regenera más fácilmente y aparece luminosa y radiante mucho antes.

La luz IPL tiene la propiedad de estimular las células de la piel activando su metabolismo, con el fin de recuperar su vitalidad, promover la renovación celular y del colágeno dérmico. Este efecto bioestimulante utiliza la luz (acción fototonificadora) para mejorar la textura cutánea, disimular arrugas poco profundas y manchas de poca intensidad.

El tratamiento consiste en la aplicación de pulsos de luz sobre la piel que consiguen eliminar los signos del envejecimiento en cara, cuello, escote y manos. Es posible tratar, en la misma sesión, todas estas zonas, consiguiendo de esta forma un resultado más uniforme y un aspecto más fresco y juvenil. La duración de cada sesión es de 20-30 minutos y permite que se incorpore inmediatamente a su ritmo de vida habitual.

 

IPL Preventivo

Es la mejor opción para pacientes jóvenes, de 25 a 35 años, con discreto fotoenvejecimiento, que buscan alternativas a los peelings evitando otros tratamientos más agresivos. El tratamiento preventivo ayuda a mantener la producción de colágeno endógeno, es decir, natural. El objetivo de esta fase es retardar y evitar en la medida de lo posible la aparición de signos de envejecimiento. En este caso, el tratamiento consiste en 3 sesiones al año, con un intervalo de un mes entre cada una.

IPL Facial Toning

Es un procedimiento, seguro y no invasivo que minimiza la apariencia de las arrugas y cicatrices en todo tipo de piel. Está indicado para personas con un envejecimiento moderado. Se puede aplicar sólo o en combinación con otros tratamientos. Sin afectar la capa superior de la piel, calienta de forma selectiva las capas inferiores mejorando la topografia y el tono. El número de sesiones recomendable es de 4 a 6, que se realizarán cada 3 o 4 semanas.